domingo, 26 de septiembre de 2010

I - Libro de las preguntas -

¿Verdad que es ancha la tristeza,
delgada la melancolía?
Pablo Neruda


¿Si se comparte la soledad,
deja de ser menos pesada?

¿Cuánto tiempo se necesita para hablar
cuando se tiene la sensación de que no se ha hablado nunca?

¿ Por qué tienes miedo de cruzar el límite,
si ya lo hiciste dos veces a falta de una?

¿ Por qué cuesta tanto decir te quiero
con tanto como se hace?

¿ Cuántas hostias se necesitan,
para llegar a jurar que no permites ni una más?

¿Si te metes una raya torcida por la nariz,
esnifas un renglón torcido de Dios?

¿Si tienes sueño y no duermes,
se te pasa el sueño?

¿Me dejas un bolígrafo,
para seguir cuestionando mi vida?

sábado, 25 de septiembre de 2010

Envidia de un gran joven poeta

“No sabes cómo cuesta soltarse de tu mano”.

Aitor Zancajo



Sin saber a ciencia cierta
Si tengo que hacerlo
Será que el cigarrillo
Que mi mano izquierda sostiene
Se consume más rápido
Que lo que yo tardo en decidir si te quiero mucho
Poco o regular.

Esta ciudad me invita a desearte
Casi de forma incontrolada
Porque acaso imagino lo que quiero vivir
Aquí contigo

CREO EN DIOS Y EN GIL DE BIEDMA

-Que la vida iba en serio
Uno lo empieza a descubrir más tarde-
Justo cuando empiezan a darme miedo
Las gaviotas de la playa.

Justo cuando miro la vida de frente
Mientras voy caminando hacia detrás
Y aunque
A veces use el tabulador cada hora de mi vida

Pero ni aún así consigo impulso
Para verte crecer con los cipreses
mientras te engullen a cambio de la sombra
esa que tanto te gustan porque cree
No en dios sino en ti, no como tú.

A partir de mañana
Voy a tomar vitaminas

Para afrontarte con efecto placebo
Con sordina y Urbasón
Cada uno en una cama,
Con la misma sábana
De nácar

sábanas con sordina y leche con galletas

A veces pero no siempre
me gustaría preparte el desayuno cada mañana
solo por hacerte el amor en la encimera
A veces pero no siempre
el fulgor de tus ojos no es nada
comparado con el calor de tus muslos
al roce de mis dedos
y aqui empieza todo lo sucio
de este encuentro


Se cae la leche al suelo
y un rayo de sol entra por la ventana
cuando tu dejas de ser morena
y yo dejo de intentarlo y te tengo

lo bueno del amor cuando termina
es que luego volverá a empezar
no como mi juventud
que se me escapa entre los dedos
con la fragilidad de sentir que lo que hago es importante
y sin embargo no durará eternamente.

El sexo contigo tampoco.

jueves, 23 de septiembre de 2010

a una joven promesa de fidelidad

Todo es negro
hasta que cambia
como ahora.


Limpia la suciedad que tanto te pesa
y cambia de repente las sábanas de tu cama
donde acabamos de rozar la tristeza
con la punta de los dedos, entre otras cosas.

Pasan lentos los días cuando tu estás a mi lado
y la cama cada vez más fría y tu
tu cada vez más lejos de mi vida


Han pasado ya seis años
desde entónces has estado casado,
divorciado, viudo y chuleado

y yo he ido de bar en bar
buscando un taburete alto
donde subir y gritar
que por una puta vez
los cuernos no los había puesto yo.

Mythos

Estás en blanco aún,
no padezcas,
tardo poco en amarte con palabras.

Me siento Helena.
Te siento Paris,
Pero somos Zeus.

"No me preguntes cómo pasa el tiempo"
porque Pacheco es el dios,
y nosotros sus hermanos.

lunes, 20 de septiembre de 2010

¿Dónde se recoge el amor
una vez entregado?

¿Dónde queda el sexo
aún no consumado?

¿Dónde andan los afectos
que tantos efectos nos provocan?

¿y por qué me haces tantas preguntas
si desde que te conozco
sabes que no encuentro respuesta?

viernes, 3 de septiembre de 2010

video