domingo, 30 de diciembre de 2012

El año que llega

Las pérdidas son aquellas
que nos han hecho felices
ayudado a crecer
producido lágrimas
y devuelto la emoción
mientras han durado en nuestras vidas.

Las ganancias
son las palabras de los amigos
que nos han mantenido vivos
mientras todo aquello sucedía.

Las inversiones
son las que uno hace en bolsa
corriendo los riesgos
aún sabiendo que la banca siempre gana.


Y todo esto, es lo que dicen que pasa por la calle.

domingo, 9 de diciembre de 2012

Mi relectura de La señorita Julia, de August Strindberg





Título: La señorita Julie
Autor: August Strindberg
Traductor: Jesús Pardo
Editorial: Funambulista
Págs: 128
Precio: 13,95 €

La señorita Julie fue escrita por Strindberg en el verano de 1888, pero pon cuestiones de censura editorial, determinados pasajes dramáticos fueron borrados de un plumazo por el estupor que causaron. No fue hasta noviembre de ese mismo año cuando salió a la luz.
Sin embargo, la obra no se estrenó hasta un año después en Copenhague, como la función estrella dentro del Teatro Experimental que tenía en marcha el propio autor.
Podríamos decir que La señorita Julie se considera la primera obra de teatro naturalista, a pesar de que es evidente una estructura discursiva expositiva de drama moderno. Como podemos apreciar en la lectura del prólogo de la obra, donde Strindberg nos anuncia su puesta en escena ideal de la pieza, así como diversas observaciones que nos conducen a un metatexto dramático sobre la formación de los espectadores teatrales para un futuro que el él consideraba próximo.
De hecho, en su “prólogo” de la edición del texto original publicada en castellano en 1982, podemos comprender el origen de la historia de Julia, remitiéndonos a una hecho real: “Al recoger este tema de la vida misma, tal como me lo contaron hace unos años, cuando el suceso me impresionó profundamente, pensé que era un buen material para una tragedia” ( 1982, p. 90), lo que nos lleva a acentuar un realismo genético, en tanto en cuanto recurrimos al observador dramaturgo, que establece un tándem ganador vida-teatro.
Una joven noble, educada por su difunta madre para actuar en la vida como un hombre, siente que ha perdido el honor al mantener una relación sexual con su criado durante una fiesta en la casa de su estricto padre.
Ante una brutal muestra de la fuerza del hombre sobre la mujer, por encima de estatus sociales, y con el concepto de lucha de clases presente durante toda la obra, se trata de un alegato sobre la supremacía del ser humano, una reinterpretación de la teoría de la selección natural de Darwin y una delicada acogida de determinadas ideas sobre la manipulación de la psique humana.
Obra básica y fundamental en la historia del teatro, tanto por la revolución dramática y técnica que a continuación se ejemplifican, como por la complicada y lograda manifestación de la decadente sociedad de la época.
En la poética de éste libro quedan patentes los procedimientos y recursos del drama moderno en cada uno de sus niveles: el realismo sensorial, con el uso tanto de un espacio rural como el voluntario uso de escenografía tridimensional, anulación de telones pintados y demás características del efecto de real, que diría Barthes, todo ello perfectamente detallado en las didascalias del texto.
El realismo narrativo, con el perfecto desarrollo de la presentación, el nudo y el desenlace, la elipsis narrativa, sobre todo la relacionada con el desenlace vital de Julie, el cronotopo realista, con la perfecta localización de los encuentros personales que acontecen en la obra, etc. El realismo referencial, con el vínculo abrumador que el autor establece con la sociedad del momento. Del realismo lingüístico podemos distinguir el exquisito uso del lenguaje prosaico que hacen los personajes y del realismo semántico la soberbia tesis protoexpresionista sobre el funcionamiento del mundo social.
Además, no podemos olvidar que Strindberg está, en el momento de escribir La señorita Julie, intentando crear “malestar” dentro del mundo dramático con el fin de poder llevar a cabo ciertos cambios formales y estilísticos, como así lo deja claro en el prólogo al que antes hacía mención: “He elegido para esta obra un caso excepcional, pero instructivo; en dos palabras, una excepción, pero una gran excepción que confirma la regla, lo cual va a molestar a todos los que aman lo banal” ( p.91). Por lo que podemos pensar que esta obra no interesa por lo escabroso de sus argumentos, sino por la fidelidad con la que queda en ella representada el truculento funcionamiento del mundo, del alma humana.
Se podría decir que La señorita Julie está basada en la tragedia clásica, en lo ancestral del comportamiento humano, y para ello es muy probable a mi parecer, que Strindberg resemantizara las tesis defendidas por Darwin sobre la selección natural y la evolución de la especie. Todo ello aderezado con las ideas extraídas de El nacimiento de la tragedia (1871) y La genealogía de la moral (1887), obras fundamentales en la historia de la filosofía. La perfecta distinción de los principios morales de los señores y los esclavos, la visión de la posición política y cultural de los sexos y por último el “superhombre” del que hablaría Nietzsche.
Elvira Ramos

sábado, 8 de diciembre de 2012

Es la luna del día la que ilumina la noche


                                  A los múltiples uso del número uno.


                        En La Tertulia de Granada, un lugar vacío...


No puedo decir con certeza
Que esta noche pasaría
Pero esto es lo que soy
Aquí es donde quiero estar
Algunos de repente me conocen más que nadie
Y además tengo cuidado de que tus ojos verdes
Me hagan pagar cara la osadía.

Por otro lado, y tras echar un baile
Puedo confirmar que el mundo va fatal
Que la ceguera de los pobres sigue siendo
Esa, la de los nuevos ricos
Y es más que probable que Platón
Manifieste su derrota frente
A los 300 hombres y mujeres que no aprenden
Una nueva lengua por miedo a distinguir
Su nombre entre los otros.

Lo mismo que me pasa a mí
Si miro hacia esa tu profundidad
Y me veo.


        ... de prejuicios.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Virginia Woolf

Instalación " Río Ouse. 28 de marzo de 1941". Canvas algodón 100%.

Antonio Machado.

Instalación "INFANCIA". "... el niño se despertó". Parábolas. Antonio Machado

Cristina Peri Rossi

"Líbranos, Señor, de encontrarnos años después con nuestros grandes amores". Inmovilidad en los barcos. Cristina Peri Rossi. 1997.

jueves, 29 de noviembre de 2012

José Angel Valente

" No supe el límite". Material memoria. José Angel Valente.

Fernando Pessoa

"Amor es lo esencial. Sexo, mero accidente. Puede ser igual. O diferente. El hombre no es un animal: es carne inteligente. Aunque algunas veces enferme". Amor es lo esencial. Fernando Pessoa.

Nicanor Parra

"Una canción no más. Una canción. Es lo que pido". Defensa de Violeta. Nicanor Parra.

Roberto Bolaño

"Que tus palabras te sean fieles". 7 poemas breves. Roberto Bolaño

miércoles, 28 de noviembre de 2012

La noche loca de Flora P y Philip L.


Flora P y Philip L follaron anoche, y me engendraron a mí. 

Esto es lo que ha pasado:


"Quiero comerte la boca
Y saber a qué saben las cosas que me dices
Acertar las coordenadas del viaje que emprendimos
Limpiar con descaro las gotas que te caen de ahí 
Cuando te 
Toco
Y pasa eso 
Como antes
Comprender que por fin puedo morir
Sin tener hijos contigo
Porque al fin y al cabo
Nuestro amor
Nunca tuvo tal profundidad".

domingo, 18 de noviembre de 2012

Próximas presentaciones en Granada y Madrid

Presentación del libro de relatos "La piel del secreto"






- Granada: el 4 de Diciembre, a las 19.30h, en la Librería Picasso.









Presentación de mi último poemario "Los Dolores".
Edición numerada de 50 unidades.  Con ilustraciones de Aitor Saraiba.

- Granada: el día 6 de diciembre, a las 21.30h en La Tertulia.









Reservas y pedidos: elvi.ramos.rivera@gmail.com

viernes, 16 de noviembre de 2012

Pajarillo

                                   el mundo necesita mucha más gente transparente
                                                                                      Aitor Saraiba



Ser Jaime y que lo entiendas
y que a mí me gustes tú
solo por cómo me miraste
el primer día que nos conocimos.

Saber que siempre estás ahí
transparente
como un halo de misterio
de sinceridad
de dolor por la verdad
que todos ven
y que a tan pocos y tanto tanto tanto


Ya sabes que muchas veces eres yo
y
sí, exactamente eso.

Y para siempre.

Vuela, vuelve.

jueves, 1 de noviembre de 2012

Homenaje póstumo al artista Roberto Santiesteve.


Ay del dolor de estar vivo

                                   Alejandra Pizarnik


            Todos comprendemos el dolor desde la perspectiva de lo necesario para estar seguros de que estamos vivos.
Pero hay personas que son incapaces de sentir el dolor colectivo, participar afectivamente de él si antes no ha padecido dolores propios. Es aquí donde comienza el sentido filosófico del dolor, la realidad más brutal desde la cual  no podemos discutir su validez sino su existencia.
Los antiguos egipcios creían que el dolor interno resultaba de la influencia de los dioses. Lo importante ante la muerte no es el dolor, sino el estudio de las sensaciones que el dolor nos regala.
Es posible que, como decía Aristóteles, el dolor solo sea un exceso de calor vital, una pasión del alma sentida en el corazón, sentida en el corazón, pero no pensada con el corazón. Porque si pensamos el dolor sabremos que va más allá de saber que alguien ya no está, que se ha marchado sin haber escuchado todo aquello que teníamos que decirle.
Y con cuánta pena negra nos deja y cuánto duele. Porque el dolor es algo muy específico que se vuelve insoportable cuando alcanza una intensidad suficiente, como la que ha alcanzado hoy, que tengo ya que despedirme de ti, del color de tus ojos, del olor de tu pelo, del tacto de tu piel, del poder curativo de tu boca.
Hay tantos lenguajes para este dolor que ahora me invade, tantos idiomas en los que decirte lo poco que lo soporto que necesitaría hojas y hojas de papel donde escribir con tinta china, como este martirio de tu ausencia, todo lo que nunca quiero que olvides sobre mi. Como si de una terapia se tratara, este padecimiento que no me deja respirar me recuerda la importancia de saber cuándo se vive y cuándo una tiene que dejar que marche el aire…
Estos llantos, mi quejido, este gesto sin más que la demora atemporal de tu llegada son cruciales para mantener la llama activa. Este fuego de amor en mis entrañas por el arte de vivir más allá de saber cómo. Esta manera tuya de ser muerte y de ser vida, de concederme el beneficio de la duda de si alguna vez no fuiste más que mis ganas de ser alguien.
Hemos cruzado el límite del tiempo y el espacio, con dolor o sin él eres ya, parte de una historia artística, has adaptado tu lenguaje al mundo de los vivos, transformado tu muerte en curación para todos aquellos que pensamos que el arte no es sino una lucha continua de supervivencia, y eso has hecho tú.
Elegir el arte como única manera de estar vivo, practicando una eutanasia de amor, una doctrina de luz que justifica la acción de facilitar la muerte sin sufrimiento a aquellos que, como nosotros, están condenados a morir en el intento de estar vivos.
Tu muerte, Roberto Santiesteve, prolonga nuestras vidas por medio del arte de la palabra ARTE, y nos da VIDA, solo en el último suspiro que a todos nos regalas.
Lo que no sabes ya, porque un muerto como tú no puede saberlo es que no es uno sino muchos los dolores que has causado, tantos como personas hemos tenido el gusto de presenciar este último acto de rebeldía. Un último acto de superación solo capaces de experimentar aquellos que como tú y yo sabemos que el arte y el artista, son  una manera de morir y quien muere cuando ve que la obra no solo no termina, sino que ni siquiera ha empezado con nosotros.


                                                                                        Elvira Ramos Rivera.

ABCDiario

No me importa
no entender tu LENGUA
Necesito
comprender tu EMOCIONES

jueves, 25 de octubre de 2012

La comedia humana

                   


                      Qué pereza, pues, incorporarse a ese mundo cínico y duro.
                                                            Mortal y Rosa. Francisco Umbral.



                   A J.M.D.A, a todos nosotros.



Esta hoguera de las vanidades,
esta avocación de  decir adiós
con una soga al cuello,
parece ser la única forma que nos queda
de morir mirando la belleza,
que alguna vez supimos que existía.

Busco la dación en pago
de este corazón,
hastiado  de noticias.
Escribir de nuevo pensando
en tí,
lo que nunca fui,
en lo que tú te convertiste.

Ya solo pido fuego,
no más que fuego en el alma
que aplaque la sed de luz,
que alguna vez sabemos que vendrá.







martes, 23 de octubre de 2012

Ritmo

Me he visto aquí
de repente, entre
lo que rima y lo que duele.


Entre lo que yo veo
y tú miras.


sábado, 20 de octubre de 2012

LA PIEL DEL SECRETO

PRÓXIMAMENTE DE VENTA EN LIBRERÍAS Y AQUÍ. Reservas en el mail jaime.alejandra.federico@gmail.com





Sinopsis: "El origen de la palabra secreto es el vocablo latino de ocho letras, secretum.
Ocho son los relatos que encontramos en este libro. Guardan información sensible pero necesaria, como todos los secretos.
Para poder acceder a ellos es precisa una mirada limpia, cómplice.
Da igual el orden en el que los leas, sentirás la i

mperiosa necesidad de hablar de ellos; de compartir, sigilosamente, la sensación de búsqueda y una identidad propia; de amar a pesar de todo; de silencio; de poder seguir hacia delante a pesar de los golpes de la vida. De vivir.
En realidad, La piel del secreto es la piel de todos nosotros; la que cuidamos y mantenemos entre algodones; aquello que jamás pensamos que diríamos; la puerta que uno nunca se plantea cruzar; la vida, a todas luces, secreta quizá solo por las noches, para cada uno de nosotros."

lunes, 15 de octubre de 2012

Entrevista en THE CHURCH OF HORRORS

Elvira Ramos es una mente inquieta y un corazón aguerrido a la crudeza de la vida que no descarta la posibilidad de lo extraordinario. Sus poemas reflejan lo que todos y cada uno de nosotros nos planteamos en nuestros ratos de soledad. Se tratan de excreciones necesarias. Actos regenerativos que implican la contrucción de entidades propias con las que nosotros podemos comunicarnos posteriormente. Los poemas de Elvira son los espejos de los que habla Stanislaw Lem en la órbita de Solaris. Nos ayudan a encontrarnos con nosotros mismos.

¿Cuándo empezaste a interesarte por la literatura?

Con Niebla, a los catorce años. Antes había leído mucha literatura infantil y juvenil, pero cuando leí a Unamuno y encontré más respuestas que en ningún otro sitio comprendí que mi mundo era ése. A los 16 años lo releí, y nada era como recordaba pero sí exactamente como necesitaba en ese momento. Ahí supe que la literatura permite una recepción acorde al momento en el que te encuentres, que nunca nada es igual en la siguiente lectura y que no quería hacer otra cosa que no fuera esa, descubrir.


¿Ya por entonces comenzaste a escribir?
Sí. De hecho, hace poco colgué en mi blog un poema que había escrito con 16 años, que por cierto me quedé hecha polvo cuando leí cómo y lo que escribía con esa edad... Siempre he escrito, porque me ayudaba a poner en orden mis ideas, a entender qué me pasaba por la cabeza y era la única manera que tenía de transformar la realidad o la no realidad en algo que me gustara. Ahora escribo porque no puedo no escribir. Es una de mis muchas enfermedades para las que no hay cura. En ninguna de las acepciones de la palabra.


Es decir, ¿utilizas la poesía como una herramienta para comprender el mundo?
No, no. La utilizo para entenderme a mí misma en este mundo, con ella transformo la realidad y hago realidad lo que quiero. Con mis poemas consigo a veces que la gente se identifique en ellos. Mi ficción se hace realidad en la vida de alguien que la ha leído.


Entonces, de alguna manera, ¿lo que intentas es comunicarte con gente similar a ti?
Yo intento comunicarme con la gente, no me importa si nos parecemos o somos antagónicos. De un tiempo a esta parte no dejo de sorprenderme con la diversidad de personas que tras escuchar mis poemas o haberlos leído se han acercado a mí o se han puesto en contacto conmigo para hablar sobre ellos. Hace unas semanas en un recital que di en un pueblo de Huesca, una señora de 75 años se acercó y me dijo que ella también había vivido muchas de las cosas que yo cuento en mis poemas, y que me daba las gracias por hacerla sentir que había merecido la pena. En ese momento entiendes que no es tuyo lo que escribes, es de quien lo lee y se apodera de ello, aumentando así las interpretaciones que del poema pueden surgir.


Claro, aunque supongo que las interpretaciones vienen delimitadas por los temas que tratas. Sueles hablar mucho del amor, ¿te consideras una persona romántica?
Bueno, la palabra romántica puede llevar a equívoco. Si te refieres a si creo que el amor es lo que mueve el mundo sí. Pero el amor tiene muchas maneras de ser, en mis poemas hablo mucho del amor, pero junto a él y de su mano van el odio, el deseo, la locura, la necesidad, la búsqueda, la lealtad, el sexo, la amistad, la muerte... El amor del que yo hablo en mis poemas no es sólo el de besos y abrazos, que me interesa menos. El que me quita el sueño de verdad es el que puede volver loco a alguien, el que hace que un padre abandone a sus hijos, el que consigue que una mujer elija,  se decante por ser mujer o ser madre en un momento dado. Me inquieta profundamente el amor del que no se puede hablar porque es desconocido y asusta. En mi nuevo poemario se verá ese amor. El de las letras minúsculas pero que está casi más presente que el escrito en letras mayúsculas en nuestras mentes.


   "el amor tiene muchas maneras de ser, en mis poemas hablo mucho del amor, pero junto a él y de su mano van el odio, el deseo, la locura, la necesidad, la búsqueda, la lealtad, el sexo, la amistad, la muerte."

Un amor difícil de explicar y de entender. ¿Algo así como el que manifestaban escritores como Bukowski o Fante en sus historias?
Un amor de soledad de Carver en Tres rosas amarillas, del descaro de Almudena Guzmán en Usted, de deseo de Las amistades peligrosas de Choderlos, de venganza en A propósito de Silvia, de Felipe Benítez Reyes, de suciedad en Bukowski, de locura en Pizarnik, de dolor en Artaud, de satisfacción en Lispector, de perdón en El hijo del legionario de Aitor Saraiba. Como te decía, los amores matan o te hacen resucitar, depende del momento.


Se hace difícil, en cualquier caso, hablar del amor en la actualidad. Parece que buscamos la solución a nuestros problemas en contextos superficiales y materiales. ¿Hay carencia de amor en nuestra sociedad, o quizás existe pero se encuentra enfocada de manera errónea?
No creo que haya carencia de amor. Hay carencia de valentía para reconocerlo. Nos hemos visto inmersos en un mundo de miedo y de falta de franqueza que nos tiene encadenados a un poste podrido, es decir, con que demos un tirón lo tumbamos. Pero claro, cuando llevamos tanto tiempo pensando que no somos capaces, es complicado. Creo que todos amamos, el truco está en las cosas pequeñas, en amar como si no hubiera un mañana, como dicen en las pelis, con la putada de que en las pelis siempre hay un mañana y nosotros no lo tenemos. En todo caso, la carencia no estaría en la sociedad sino en nosotros que somos los que la conformamos. Pero ya te digo que basta con mirar alrededor, levantar la mirada de nuestros ordenadores, libros, tabletas, móviles y querer menos por sms y más con sonrisas.


Tú hablas con valentia, de eso no hay duda. No sólo porque tratas el tema del amor de esta manera, sino porque te desnudas verso a verso frente a la inmensidad del público. ¿Nunca te ha dado miedo el darte a conocer de forma tan íntima a la gente? De alguna manera, es posible acercarse a tus defectos y a tus virtudes, a tus sueños y a tus pesadillas a través de tus poemas...
Pero si es que todos los que trabajamos en algo relacionado con el arte nos desnudamos. No creo en la creación si no es así, sincera. El comisario de arte, colocando y seleccionando las obras, el pintor con los colores, el escritor con sus personajes, el músico con los compases... No creo que me desnude más que un tío gritando a su mujer en la calle, una mujer pegando a su hijo o una persona anónima empujando en un paso de peatones a un anciano y pasando de las disculpas.


¿Qué temas sueles tratar en tus poemas además del amor y la soledad?
El tema principal de mi trabajo, el que me quita el sueño es la libertad. Y dentro de la libertad he encontrado los recovecos para experimentarla o cohibirla, como son el amor, la soledad, el sexo y el lenguaje.


¿Existe alguna relación entre el sexo y el lenguaje?
Son vehículos de comunicación que nos ayudan a decir qué necesitamos cuándo y de quién. Si diéramos tanta importancia al uso del lenguaje como al sexo veríamos que están unidos. La literatura es como el sexo, se puede vivir sin ello pero se vive jodidamente peor. La última vez que me acosté con alguien empezamos a hablar y leer poemas de Usted, un libro de Almudena Guzmán y terminamos en la cama. La literatura bien aprovechada es el mejor afrodisiaco que hay.


¿Qué importancia tiene el sexo en tu vida?
Cuando lo hay mucha. Jajajaja. Y cuando lo ha habido de mucha calidad puedo decir que fue terapéutico y altamente liberador.


¿Cuáles son los pequeños placeres con los que disfrutas en tu día a día?
Ahora estoy en un día a día de decirle a la gente que quiero cuánto los quiero, y no hay mayor placer para mí que el privilegio de querer a alguien sin condiciones. Leer un poema y pensar en alguien a quien le pueda gustar y enviárselo, una llamada inesperada de alguien o a alguien, encontrar un libro que huela y que había dado por perdido o despertarme con la imagen de alguien a quien echo de menos en la cabeza. Esos son privilegios cotidianos que hasta ahora nunca había tenido en cuenta.


Entre los autores que has citado antes, has olvidado nombrar a uno al que sueles hacer referencia en tu obra. ¿Por qué Jaime Gil de Biedma?, ¿qué tiene él que no tengan otros?
No quiero decir que otros lo hicieran, pero él nunca se escondió, ni social ni políticamente. Leyendo sus cartas a amigos como Barral o Ferrater, podemos ver cuánto le costó aceptar su forma de ser, sus inquietudes vitales, sus inclinaciones sexuales. No para sí mismo, sino comprendiendo lo difícil de aceptar que sería y de hecho fue para su familia. A parte, por descontado, que la poesía de Jaime siempre me ha parecido una poesía limpia, poco pretenciosa, con una mezcla de ternura y maldad complementarias. Así como la poesía de otros autores que también están presentes en mis poemas, como Ángel González o García Montero pueden en ocasiones resultar empalagosas, nunca me canso de leer a Jaime, porque es como si hubiese escrito algunos de sus poemas mirándose a un espejo, aceptando las arrugas y aquello en lo que se estaba convirtiendo por ser fiel a su naturaleza, y eso no todos estamos dispuestos a hacerlo. Tengo en mente poemas como Contra Jaime Gil de Biedma y Pandémica y Celeste, fiel reflejo de lo que quiero decir.


¿Y Panero? ¿Existe alguna relación en la forma en que ambos se expresan?
Sí. Panero guardaba menos las formas, bajo mi punto de vista, por una elección personal. Siempre he considerado la poesía de Panero más psíquica y la de Gil de Biedma más corporal, por lo tanto ambos hablan de lo mismo: el hombre, cada uno desde una perspectiva diferente. Pero ya te digo q es mi opinión. Un amigo mío poeta te diría que Panero sería el chico que estaría toda la noche hablando en la barra del bar con la chica, para conseguir que se fuera con Jaime...


Volviendo a tu obra, ¿cómo te gustaría que la gente se enfrentase a la lectura de tus trabajos? Me refiero a la situación, el ambiente, la compañía, ¿cómo crees que se entienden mejor?
Me gustaría que la gente se acercara a mi obra cuando quieran y como quieran, porque el privilegio es que lo hagan, lo demás es secundario. Si la propia poesía vive en la calle, no sé por qué voy a elegir yo un palacio para exponerla. A veces nos olvidamos de lo importante, y lo importante es el lector, no la silla en la que se siente, sino la mente y el corazón con los que mire. No obstante, con un gin tonic, amigos y un cigarro, como que la poesía se pone bonita... jajaja. Sobre todo algunos poemas de Jaime.


Siempre he pensado que la poesía se disfruta en soledad. Esto cambió cuando tuve la oportunidad de ir a uno de tus recitales. ¿Qué sensación te deja el enfrentarte al público en directo hablándoles de tus más sinceros sentimientos?
De vacío y de hambre de volver a escribir. De todas formas, no hablo de mis más sinceros sentimientos, sino de los más sinceros sentimientos de cualquiera. Todos sentimos las cosas que yo escribo en mis poemas, cada uno con una intensidad determinada, pero gestionar eso es complicado, y yo con la poesía y el arte lo gestiono.


¿Encuentras motivaciones a la hora de escribir en otros campos que no sea la literatura?
Por supuesto que sí. Ultimamente he encontrado en el cine y la fotografía mucho material de análisis. He retomado mi manía de recortar fotos que veo en prensa que me dejan fuera de juego por una razón u otra. La última sin ir más lejos fue la película Persona y una foto que he visto hoy en prensa sobre un tiroteo en Guatemala.


¿Cómo almacenas estás fotos que recortas? ¿Las colocas en algún lugar concreto todas juntas? ¿Asocias algún texto tuyo a ellas en el momento de recogerlas?
Te sorprenderías... Tengo un corcho donde cuelgo las que me mantienen alerta, las que más me duelen o las que me recuerdan algo muy cercano.
El resto de imágenes las tengo en cajas de zapatos y las que tengo en formato digital las pongo en el fondo de pantalla para que estén conmigo mientras trabajo. Las que estoy usando en mi nuevo proyecto las tengo entre las páginas del libro que estoy leyendo ahora. Porque también sufro el hecho de estar haciendo una cosa y de repente me invade una imagen o leo algo que me obliga a escuchar


¿Utilizas estas fotografías como elementos para construir tus poemas? Quiero decir, si vemos cada fotografía como un recuerdo, un momento pasado, ¿Estás interesada en reconstruir dicho momento a través de las palabras?
Más que utilizarlas en la construcción soy consciente de que si me transmiten esa necesidad de guardarlas, si reclaman mi atención es que contienen algo que yo ya he interiorizado. Me ayudan a reconstruir lo que tengo dentro en el sentido de que, me ha pasado con varias fotos, descubro qué es exactamente lo que quiero decir, y cómo decirlo. Eso, por ejemplo, me paso con una foto de un niño en un vagón de tren que era un refugiado de la guerra de Yugoslavia. La guardé en su momento y hace unos días entendí el por qué. Es una frase de mi último poema.


Crees que tus poemas pueden agruparse según el momento en qué los escribiste? ¿Eres consciente de haber pasado por diferentes etapas a la hora de escribir?
Por supuesto. Además, es tan evidente que no puedo negarlo. Es más, mis poemas, podríamos decir que son ciudades, personas y cosas. Si leemos poemas escritos por ejemplo en Madrid y a continuación alguno escrito en Granada sobra cualquier explicación. Como la luz y la oscuridad, diría mi abuela que lo que se ve no necesita candil, y mi evolución literaria es evidentemente pareja a mi movilidad vital. Y además necesito que sea así, para poder avanzar.


Y ahora mismo, ¿en qué etapa te encuentras? ¿Cómo la describirías?
Ahora mismo estoy en la fase que todo el mundo ha tenido alguna vez y que tan bien se explica con un NO PUEDO CON LA VIDA. Estoy abrumada por todas las emociones que tengo, me dejan hecha pizcos, que me dice mi amiga Sara Toro. Pero a la vez estoy descubriendo cosas de mí que me encantan, y me están ayudando a trabajar mucho mejor. De manera más pura con lo que soy y lo que tengo. Y por supuesto, como emocionalmente estoy en plena ebullición y la vida no deja de sorprenderme, mis trabajos, creo, son mucho más luchadores, más reflexivos, posiblemente menos críticos y más de agradecimiento. Por ejemplo, tengo en mente la contraposición de los poemas Contrarreforma Laboral y El privilegio. Sin la rabia del primero no podría haber llegado a la serenidad del segundo.


Hay autores que necesitan encontrarse en ciertos estados depresivos para exteriorizar sus sentimientos, parece que en el arte encontramos continuamente el arquetipo de autodestrucción como un justificante para la creación ¿Te sientes relacionada con esto?
No asocio directamente la autodestrucción con la creación, quizá indirectamente, pues considero a ambas como formas de exploración. No todos los artistas son autodestructivos y todos los autodestructivos tienen cualidades artísticas. Lo que pasa con esa relación es que está más que probado, como dirían los americanos, "científicamente", que las personas con una alta sensibilidad son más propensos a ese infierno que es la tendencia autodestructiva. Además, con esa propaganda o mal uso del malditismo artístico, solo es una opinión pero no quiero guardármela, creo que nos olvidamos de que la creación tiene un componente sanador que nos permite a los autodestructivos percibir los límites. Creo que la autodestrucción asociada al artista no hace justicia. Y es posible que si analizáramos en qué consiste la autodestrucción nos sorprendiéramos de que está más presente en la gente "no artista" que en los creadores en sí. Lo único que como la obra de los segundos se ve, parece que su existencia es mayor. Me parece igual de autodestructiva una adicción al alcohol que al trabajo. Ambas aparecen para tapar un horrible hueco en el alma de la persona.


Antes has asociado las etapas de tu obra a dos lugares concretos: Madrid y Granada. ¿Que diferencias hay entre estas ciudades? ¿Qué te han dado y te han quitado cada una de ellas?
Esta pregunta es la más sencilla de responder. En Madrid hubo un momento que creí que me iba morir y en Granada me ha sido devuelta la emoción por la vida. En la primera fui feliz en la segunda SOY. Además, en Granada he aprendido la lección más importante de mi vida. Que la vida nos sujeta precisamente porque no es como la esperábamos. Y me tienes que creer cuando te digo que cambia mucho la percepción de uno cuando mira de frente.


¿Has tenido la oportunidad de publicar alguna vez tus poemas?
He hecho públicos mis poemas. Algunos han aparecido en prensa cultural, otros impresos a bajo coste y vendidos en recitales, dentro de poco aparece un bello poemario con un formato inspirado en los poemarios clásicos chinos que se presentará en Granada. Pero lo mejor de todo, es que mis poemas son leídos por me temo gente que menos sospecho y eso me emociona. Y es lo único que me importa.


Antes nos decías que sueles encontrar inspiración en otras disciplinas al margen de la literatura. Estaría bien conocer algo de tus gustos. ¿Qué música sueles escuchar?
Puff, soy muy ecléctica. Desde Ray Charles, a Liza Minelli, Morente, Astrud, Benabar, Benny Goodman, Edith Piaf, Morrisey, BSO de la última peli que haya disfrutado, Kitaro, Chavela, Seal, Bach, jazz...


Y en cuanto a cine, ¿cuáles son tus preferencias? ¿Algún director o película a la que acudas regularmente?
!Hay tantos amores! La nouvelle vague y el cine italiano neorrealista creo que impresdindibles. Cronenberg de repente llama a mi puerta mucho,. A W. Allen le hago el caso justo, una peli si y la siguiente no. Como me pasa de un tiempo a esta parte con Almodovar. Ahora he vuelto a Bergman... Y las pelis q no me cansan nunca son; La dolce vita, Último tango en París, Amores Perros, Casablanca, Medianoche en Paris, Ladrón de bicicletas, Matrimonio a la italiana, Las invasiones bárbaras, y casi todas de Rodrigo García.


En tu extenso conocimiento de las obras literarias, ¿serias capaz de seleccionar algunas para recomendar a nuestros lectores?
Te las digo más o menos ordenadas, para no liarnos mucho. En cuanto a poesía, Introducción a todo, de Berta García Faet. Como Novela la trilogía de Marguerite Yourcenar, El laberinto del mundo. La poesía del pensamiento de George Steiner como ensayo. y de teatro Ubú Rey de Alfred Jarry. Tres autores de reencuentro que me gustaría destacar son: Samuel Beckett, Enzia Verduchi y Georges Perec. !Ah!, y me gustaría recomendar un título que conecta mucho con el momento en el que me encuentro. Es el libro de David Foenkinos, La delicadeza. Ha sido toda una sorpresa.


Y por último, un poema tuyo para terminar estaría bastante bien.
Sin duda, Parada del urbano número siete. Y de él una frase: "Los pasos que no doy son oportunidades perdidas más allá del tiempo gastado en lamentos".

Los pasos que no doy
son oportunidades perdidas
más allá del tiempo gastado
en lamentos.

Esta noche he contemplado
el final de la escalera
con una ginebra en la mano
y no me la he bebido
por amor a mí
que ya es bastante.

Hoy recuerdo mi recuerdo
en el suelo tirado
pidiendo a gritos en silencio
que me empujaras a un abismo
en el que yo ya había estado.

Perdí muchas oportunidades
en ese escalón hecho de pasos mal dados
donde ahora tu mano
me ha traído los zapatos de vuelta.


Un placer por tu colaboración Elvira. Sólo me queda agradecerte tu disposición a esta entrevista y darte la enhorabuena por tus poemas. 

Si tengo que terminar con tres palabras: emoción, distinción y privilegio.
_______________
www.thechurchofhorrors.com

domingo, 14 de octubre de 2012

Poema del domingo

Con un gracias nos basta
para saber que existimos mutuamente
que las calles siguen puestas
y los periódicos en venta
malvendiendo las noticias.

Que la vida no pasa sino pesa
también una mañana de domingo
pero menos,
que nos queremos lo justo
para mirarnos al espejo
y saber que estamos vivos
y además,
porque queremos.


La sección de Cultura ya,
tiene dos páginas menos,
la bolsa cae mientras
te sigo pensando
por las noches,
y la perdición
solo existe
si no existe un camino
de regreso.



viernes, 28 de septiembre de 2012

Generación del 98

Es posible
probable
más que seguro
que me tenga que marchar
de este país.


Misma lengua,

otra luz,
otro frío,
otro calor,
una  ilusión
y dignidad.

Entonces querré
a otra nación
y a sus gentes
a otra cultura
y a sus corazones.

Seguiré amando a la España
de todas las generaciones que
vienen en los libros,
y a ti, que quedarás aquí
mirando a través de los cristales,
libro de Unamuno en mano,
cómo la lluvía limpia los destrozos
de una batalla campal
entre fervientes corazones
y bolsillos vacíos.


No me gusta la palabra adiós,
pero tampoco me gusta Dios,
y de vez en cuando le pido explicaciones,
como hoy.




miércoles, 26 de septiembre de 2012

Vox populi

De alguna manera ayer el sueño
de la razón
volvió a producir monstruos.

Mayo se traslado a Septiembre.

Algo se rompió
de alguna manera
ayer en Madrid.

Quizá las vendas de los ojos
cabezas, ropas, algún cuello.

Los corazones o sus yugos.



Al pueblo de MadriZ, por su papel en la historia.

lunes, 24 de septiembre de 2012

I Os 6

He actualizado mi sistema operativo
pero sigo sin poder compartir contigo
mi corazón.

sábado, 4 de agosto de 2012

Tesis

Todos hemos sido marionetas
de algo o alguien.
No mientas, que te crece la nariz, como a Pinocho.

Lo que vengo diciendo...

Solo una botella de vino,
del  sincero, del que raspa en la garganta cuando
dices Te quiero.

Una entrada de teatro,
y piedras de más de dos mil años,
los que a veces pienso que hemos compartido.

Nada más, basta con unos hilos de sedal,
pintura roja para los labios putos que no dicen verdades.


Tú y yo y Granada, 
en cualquiera de los dos continentes en los que existe, 
Ya sabes... "la luna vino a la fragua, con su polisón de nardos".


Porque  a eso, es a lo que hueles.

jueves, 2 de agosto de 2012

Al- hacaba.

Hay  queridos paseando
Cuando ya ha caído la noche 
Aquí en Granada.

Las botellas de vino reservadas
Cobran vida y amores que matan 
Vuelven a la vida
Y una lágrima.

La cena será tan natural como
Mi amor por ti aliñado con virgen extra
Y olor a naranja, qué menos.

Las torres gritan antes de caer
A un pozo de amargura recortado
Por decreto ley
Y para colmo, la piscina que veo
Desde la ventana de tu cuarto, sí he entrado,
No podría recoger, ni mucho menos, la mitad del dolor
Que me has quitado en estos días.

Y otra lágrima.

jueves, 28 de junio de 2012

El Panóptico de Bentham

Las palabras y las cosas
se parecen
más allá del título de un libro,
dependen de la mirada
que vigile
de la mente que interprete
de lo que ocultan y de
aquello que no saben
que dejan ver.


Más allá de lenguas y conocimientos
de haber perdido horas de sueño
en jornadas laborales
que nunca terminaban.

Se trata de emociones,
de la lucha por la supervivencia
en un mundo que no termina
porque nunca empezó.

Quizá debamos acudir
a lo más básico
a la esencia de lo que somos
y sabemos: de qué está hecho Don Quijote,
el valor de un automóvil,
lo poco que dura un euro,
la lealtad de los amigos.

Mirar por la ventana,
ver nuestro reflejo
y comprobar
que seguimos mirando
más allá de un vidrio opaco.

Que las palabras y las cosas
somos nosotros en otra vida
y por eso, como si no hubiera un mañana
debemos responder por ellas.

viernes, 22 de junio de 2012

Hairdress

Ayer mantuve las medidas, El peso,la altura, el color. Hoy sé que he crecido Cuánto no sé, pero lo sé, Porque me duele el corazón Como lo hacían las rodillas Y al día siguiente la señal de la pared Ya no valía. Entonces tenía entre seis y siete años Pero es que ya, no tengo edad de estos dolores... Ni ganas de mantener la compostura.

miércoles, 20 de junio de 2012

Dog days are over

De que aún quede el recuerdo
-escaso pero es-
de cuando te recordaba con cariño
y apenas ya,
se hayan borrado las marcas
de tus fauces en mi cara
gracias a sonrisas robadas en los cines,
y al dolor que  he soportado
en estos meses,


dependerá, si me decido por fin,
a tirar al mar el último rescoldo
de ti,
que me hace sudar
-cómo da igual-
por las noches
mientras leo.



                                               Si no fueras tan puta...
                                                                    


domingo, 10 de junio de 2012

Despedida y cierre

De tu corazón al mío hay una inyección de capital a la banca El lenguaje que de usarlo ha cogido mala forma La incertidumbre de saber si podré mirarte tres días en semana O tendré que esperar a que la Aneca me lo diga Olvidar que a donde vamos no hay relojes Ni alimentos para gente como yo Y algunas lágrimas que transformar en micropoemas A bajo interés Si tú dejas que se queden.

viernes, 1 de junio de 2012

Ave

No he dormido pensando en ti. Buscando lo bueno de que te hayas ido Y por favor, te suplico que no vuelvas Porque es mejor así Que tú me rompas de nuevo el corazón ( ahora ya no bebo ginebra) Que a mi me falte el aire Que alguien me diga te avisé Madriz duele Aunque sean tres horas de espera En la estación Y encima En este jardín hace el mismo calor Que pasaba en tu cama.

martes, 29 de mayo de 2012

La nacionalización de los cobardes

Necesito volver a tí Al tiempo perdido A vernos entre horas A los límites cruzados Insospechadamene. Puedes irte de mi De mis ganas de regalarte Un mundo De que haya hecho lo imposible Porque sonrías los domingos Y los viernes. Debo volver de ti A respetar aquello en lo que Creo A saber que existes Todos los días de la semana A mirar el calendario de Una forma En la que no pase el tiempo Y nos separe Nunca me iré de ti Del dolor que un día nos causamos De lo que aprendi a mentir MientrAs te amaba De las medias verdAdes que comprabas Como propias. Esta crisis es tu culpa Yo voy a contemplar tu quiebra Y además Ya no tienes acciones en mi cama.

martes, 22 de mayo de 2012

Rodrigo García

                La lágrima no disuelve
                   lo que no sabe decir.   
                                    Edgardo Dorby.




Me llega el ruido de la tarde
hace un calor celestial
y leerte a tientas mi poesía
me ha vaciado de tristeza
el corazón quejumbroso
y hambriento de ti.


Hoy el día tenía el mismo
color que tu camisa
sonaba a barullo con
dos desconocidos
y me ha sabido igual
que a ti lo tés calientes
a finales de un invierno duro
hablas de felicidad...
pero te miro a los ojos.

Y a pesar de que en casi todo
y  siempre hay mentiras
de por medio
en el gran teatro del mundo
es más que probable que
mañana te levantes sabiendo
que el amor también es así
que empieza y termina en los portales
como los poemas que nos gustan o
el rizoma que a veces toma forma.

Yo hoy por fin he despertado
en un lugar viejo y correoso
de penas en el alma
de penas mías.

Y quizá haya comprendido
que esta nostalgia que tras de ti
me invade es la que me mantiene viva
invitándome a  palpar lo que está por venir
a chupar el caramelo preferido
o a ser feliz en un mundo
este y paralelo
en el que mantengo tu recuerdo
incorruptible
aferrándome a él
porque es valor en alza
o pura y bella literatura.



jueves, 3 de mayo de 2012

Dolor más poderoso que la muerte



                    Hubo un tiempo en que mis únicas pasiones eran la pobreza
                   y la lluvia.
                                                                    Antonio Gamoneda



Llueve mucho
Muchísimo
Me dispongo a escribir el poema
Que siempre has esperado
El que no entiendas
Con el que se me trabe la lengua
Al decirte que te quiero
O que alguna vez te quise
Es posible que si de verdad te conociera
Jamás te querría.

Sigo escribiendo
Arribo donde estás
Donde olvidé que te había abandonado
Una flama convoca a todos mis deseos
Los induce a ti
A tu sexo
A tu luz
A mis despojos

Continua lloviendo
Ahora apenas traspasa
La luz por los cristales de esta casa
De putas donde siempre sabíamos
Quienes éramos

Y de repente
Comprendo por qué existes
Lenguaje pudoroso
Falso
Desusado
Impropio de mi boca

Sin más 
Desgajo de una en una mis emociones
Las endulzo, las contemplo
Las limpio las lágrimas
De zinc y de cianuro.

Encuentro mi lenguaje
Mi mundo
Mi poder
Ya  nada cuenta desde cero
Ahora ya todo es nada si es contigo.


                    Ahora vendrán los días de las grandes milongas.

                                                                         Antonio Gamoneda.



viernes, 27 de abril de 2012

Un mundo feliz

"El pesar oculto, como un horno cerrado, quema el corazón hasta reducirlo en cenizas."  
                                                             William Shakespeare




Sácame el corazón
siempre me ha  dolido 
pero ahora
ahora 
no puede entender
el daño
que nos hacemos los humanos
los más cercanos
los que más se querían.

Sácame el corazón
y límpialo de sus cenizas
porque ya
ni la lengua viperina
puede raspar
con sus papilas gustativas
el sabor de la tristeza
de la melancolía.

Sácame el corazón
metelo en un frasco
aunque sea de la China
-suplicio-
transparente
para que de vez en cuando
pueda mirarlo y recordar
que el amor existe
aunque sea así
a veces
como acabe.

martes, 24 de abril de 2012

El día que estoy por vivir

Si hoy fuera el día del libro
habría desayunado en una terraza
con vistas a la Alhambra
me habría emocionado
una vez más
por el Paseo de los tristes y
una lágrima
me habría recordado
que ya no estamos juntos
todos los días de mi vida
Habría quedado contigo
para ir a ver a los libros
quietos
en las casetas las caras de la gente
comprando una Parranda larga
sin tener ni idea de la bomba
que iban a poner en sus estanterías
durante dos horas
nuestras bocas compartirían
versos y reversos con besos
entremezclados
que endulzaran el camino de regreso
En la plaza de la catedral
un capuccino entre extranjeros
nos habría aclarado aún más
lo mucho que también nosotros
lo somos
De vuelta a casa
poniendo en práctica un desvío
para no tener que llegar nunca 
nos hubiéramos despedido en la esquina
donde Ayala empezó a tener sueños
de escritor
y así sin más
y ya cerca de mi casa
serían las siete la hora
a la  que de nuevo querríamos
querernos por Granada
tomar unas tapas en el Albaycín
pasear por la calle da igual el nombre
si es contigo al lado

Pero hoy no es el día del libro

sábado, 21 de abril de 2012

Poema de otra

Estos son versos
de un poema de amor.

Versos de desamor.

Palabras que no me has respondido
ni siquiera por respeto.

Isla Correyero dice que
ésta es la enfermedad cruel del deseo
que por ti siento siempre, 
hondísimo quemando,
y no devuelto.

Pero lo dice ella aunque
yo también lo pienso
si se trata de tu nombre.

Ahora
estoy en disposición de decir
que ya por fin
por poco tiempo.


Pero no me hago ilusiones
y menos si se trata de poesía.

martes, 17 de abril de 2012

Polígrafo

-¿TÚ

----------------nos


--------------------QUIERES?

-------------------------------Pero

-------------------------------------PALABRAS,


--------------------------------------------------más


----------------------------------------------------------que


------------------------------------------------------------------a


------------------------------------------------------------------------mi


-----------------------------------------------------------------------------VIDA.

miércoles, 11 de abril de 2012

Los poetas carecen de pudor

Habría que escribir sin para qué, sin para quién.

Alejandra Pizarnik



Adivina qué es lo que quiero decirte,
lo que le susurran mis cabellos
a tu oído,
aquello que escondo entre algodones
por miedo a que se rompa
o alguien lo tome prestado para si.

Exacto, justo eso.

A veces, el corazón estalla solo
por el esfuerzo sobrehumano
que hace
al estar lejos de ti,
del sonido de tus párpados,
o del sabor a chocolate de tu aliento,
de los pictogramas que de tanto
usar contigo
están incluidos en el DRAE,
de toda tu persona.

Por qué a estas horas
no puedo escribir poesía.

Por qué he mirado el calendario
y no marca por falta de números
lo que ya llevas de ausencia.

Porque en días como hoy
de poemas tristes
muero en cada línea que te escribo
pero tú no eres El Amante de Duras
ni yo tengo su resistencia
así que debe quedarme poco tiempo.

Y sí, quiero pasarlo contigo
entre las sábanas.

Aunque sea en sueños
leyendo Futuralgia
o deshojando margaritas
del color que tú prefieras.

domingo, 8 de abril de 2012

En efectivo

Y después de todo, tanto para nada.

José Hierro.

Hay servilletas que te limpian el alma
Y la boca que antes te besaba
Mientras escuchas los gemidos de un perro
Que se parecen a los tuyos cuando yo me marcho
De tu casa
De ese piso que ahora abandonas a su suerte
Donde mi reputación quedó a expensas de tu fama
Como en aquel poema contra todo
Contra nada y contra ti.

Mientras escribo, un escalofrío
Recorre mi cuerpo de abajo a arriba,
Donde te gustaba ponerte
Por las noches
Y si levanto la vista,
Los depósitos de la fábrica de harinas
Me llaman por mi nombre y apellidos
Y me cuentan una historia que terminó
Un miércoles de ceniza porque polvo eres
Y un polvo algún día te curará.
Y al final, todo para nada queda
En este país que vive asustando de sí mismo
Donde un billete de tren te lleva del todo a la nada
Y en la letra pequeña
Puedes leer que las cosas son mejor así
Escasas a propósito
Que con ocho cervezas tienes conversaciones gratis
La solución a dos de tus problemas
Un amor más poderoso que la vida
Y una cuenta de 10 euros
Con un cinco por ciento de descuento
Por alegrar la tarde a los gatos de las estación
Que te han robado las patatas fritas
Como tú a mi me robaste el alma
Un día raro de septiembre
En la facultad de letras de
La ciudad que según Luis,
Me sigue mirando con tus ojos.
Y a la que por treinta euros
Puedo volver, y enamorarte.

martes, 3 de abril de 2012

María Magdalena

Mi tristeza de tenerte lejos
hoy,
es la alegría de poder
acariciarte dentro de
cuarenta días.


Siempre fuiste mi tentación
tú lo sabes,
y a mi me gusta.


No me lo digas,
no sea que me lo crea
y el día que nos veamos
te bese en la boca


por accidente

y tengamos más que palabras

y lleguemos a las manos...

viernes, 30 de marzo de 2012

Huelga general

No ha habido huelga general
en el banco de emociones
esta tarde
tras escuchar de nuevo tu voz
al otro lado del teléfono
recordé el sonido de tus lágrimas
al caer entre el cuello de mi camisa
y la cabeza que perdí por ti
hace ahora mucho tiempo
pero no demasiado.


Nunca imaginé que el querer
fuera esto
saber que estar lejos de allí
es dolerte igual que antes.

Queda poco tiempo
lo sé
y creo que sí
podré vivir dignamente
hasta la fecha
podré soportar un alma
que duele cada día
porque está perdiendo
nombre y apellidos.

Mientras tanto
quédate donde estás
espérame sentada en la plaza
de nuestra última salida,
prometo llegar puntual
tener un lugar elegido
para mirarte fijamente a lo ojos
mientras bebes
y sobre todo
seguir queriéndote así,
de esta manera,
que no sabías cómo duele
hasta que yo no te lo dije.

miércoles, 28 de marzo de 2012

Ya no somos unos niños.

Un arduo fuego
quema las pocas ilusiones
que aún quedaban escondidas,
en el bolsillo derecho de
aquel abrigo que te ponías
para ir de tu cama hasta su boca.


Y al fin comprendes que
hay algo indispensable
para expresar correctamente
la tardanza de los días
y las calles,
de esa neblina al contemplar
la fachada de Santo Domingo,
y ver que los colores
resisten al amor
y a los desvelos
que dos cualquieras cuentan
en voz baja en el balcón.


Será que algo tarde he comprendido
que los lobos suelen besar
también a dentelladas.
Que no basta con depurar
llamadas no hechas, con sonrisas
en una foto de perfil color sepia
y además,
y eso sí que está muy claro,
ha quedado derogada toda posibilidad
de seguir queriéndote a escondidas
mientras cierro,
con la nueva secretaria dentro,
bajo llave la puerta del despacho
habiéndote mandado previamente
un ramo de flores con tarjeta
para que te quede claro
que si tú me dices ven, lo dejo todo
era el título de una antigua canción
que por suerte, o por desgracia,
ya ha pasado
de moda entre los nosotros.

lunes, 26 de marzo de 2012

Poema ilustrado nº2: Martes

Papel vegetal
Carboncillo y lápiz
20x30cm.

PVP:20 EUROS.


Poema ilustrado nº1: Los cocodrilos lloran siempre



Papel vegetal
Carboncillo,lápiz y rotulador
20x30cm

PVP: 20 Euros.

Instagram

Quizá pase tu foto
por el filtro
de color sepia...


Quizá te la mande por
correo postal
a Barcelona...


Quizá
entiendas por qué
ya no te voy a llamar más....


Seguro,
que yo empezaría a quererme
un poco más
y tú a joderme la vida
un poco menos.

viernes, 23 de marzo de 2012

La hora de la cenicienta

Vamos a dormir

pongamos más olor,

a sucio,

en estas sábanas,

los días como hoy

son para empezar el siguiente entre jadeos.

Ven, mis manos huelen a aloe vera,

las caricias las pones tú que yo

he bajado a la farmacia,

a comprar la oferta de la semana,

con sabor a frutas tropicales,

como a mi me gusta.

lunes, 19 de marzo de 2012

Tarifa VIP

Hay días que
me levanto contigo
en la cabeza.

Me debes 60 euros
del fisio,
que dice que soporto
demasiado

peso.

jueves, 15 de marzo de 2012

Felicidad

No me gusta leer
me gusta ir a por los libros
que tú me das....



Y contarte mentiras sobre ellos
y robarte una sonrisa
y que me tenga que marchar
y desaparezca la tinta de las páginas



y...

Reseña de Palíndromo en otra cerradura, editada en Barataria



Título: Palíndromo en otra cerradura
Autor: Lorenzo García Vega
Editorial: Barataria
Págs: 176
Precio: 12,50 €

Decía José Martí, que ser bueno es el único modo de ser dichoso, y que ser culto es el
único modo de ser libre. Pues bien, Palíndromo en otra cerradura es así, un modo de
ser libre, tanto en la lectura, como en la interpretación de las ideas que esta nos
transmite.
Un maravilloso homenaje a Duchamp. Una fabulosa manera de seguir teniendo
presente en nuestras vidas el surrealismo de Perec, la fuerza de Vallejo, las rarezas de Roussel, de quien se acaba de publicar en España el Locus Solus, para gozo y disfrute
de muchos locos solitarios, y sobre todo, para comprender que la literatura, es justo
aquello que siempre nos empeñamos en negar, simple y llanamente un texto. Pero un
texto plagado de vidas en cada una de las palabras que lo conforman, y a su vez, en el
conjunto de ellas.
Con la publicación de este libro se ha rendido un tributo a la capacidad de embelesar de la literatura, a la posibilidad de romper con la visión ordenada del mundo en que
vivimos, a dejar de lado la instrumentalización del lenguaje como constructor de
comportamientos e ideas.
Será a partir de unas anotaciones del propio Duchamp para su obra El gran vidrio
cuando comience a construirse esta “no obra” literaria, porque si nos detenemos en sus primera páginas, ya sabemos que nada tiene que ver con las obras que están en esos
respetados y apestosos cánones literarios, terreno movedizo en el que no voy a entrar.
No es este libro literatura, sino esencia literaria, que no es igual, por lo menos para mí.
Trabaja el autor con una circunstancia, la del espacio-tiempo que nos ayuda a
comprender el punto más espiritual de esta obra. Una manera de afrontar el desacuerdo
contra la deshumanización de la cultura, semejante a lo que mencionaba Ortega y
Gasset en La Deshumanización del Arte.
Pretende el autor validar su postura ante la libertad del hombre con un libro atemporal, cuya superficialidad no es sino la única manera de acercarse a lo más esencial del lector.
Palíndromo en otra cerradura es la manera que tiene el autor de contraponerse a la
cultura establecida como literaria, rompiendo lo circunstancial de la obra, así como
cambiando el concepto de literatura por el amplio y poco valorado concepto de
creación.
Con la lectura de Palíndromo en otra cerradura nos adentraremos en uno de los
movimientos vanguardistas más abrumadores del siglo XX, el Orígenes, creado por José
Lezama Lima que abogaba por establecer un origen cultural al hombre, así como por
proponer que sea él quien decida qué cosas le acompañan en la travesía vital a la que se enfrenta, y no la industria artística la que establezca los parámetros conductuales del ser humano.
Este homenaje a Duchamp salido de Cuba no es sino la necesidad de aceptar que las
cosas esenciales del ser humano, parten de él mismo, de que comprendamos lo que
somos y hacia dónde vamos, sobre todo, nos conduce por el camino de vuelta hacia lo
mejor de nosotros mismos, lo que aún no hemos dejado que sea corrompido por esto
que dudosamente llamamos ahora Cultura. Una cultura, que en ocasiones no hace nada
más que poner una tela de araña entre lo que es el hombre y la necesidad de seguir
siéndolo.

Fumar perjudica seriamente la salud

Te cambio dos exquisitos cigarros,
de los míos,
ya sabes,
por un beso igual que un largo túnel
que Jaime ya te dio
y que yo, te robaría.



Tú pones la candela.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Camerino

SÍ, los jueves siempre han sido
días extraños,
en los que ilusos
o poetas,
hablan en verso del deseo
y mienten como bellacos...

Sí, luego viene la sed
y los despojos,
la necesidad de abrir la boca
y respirar
alientos prestados,
a través de las rendijas de una puerta...

Sufriendo de un excesos de caricias,
con tantas bocas que me rodeaban y
yo,
queriendo beberme solo la tuya,
( sudor y duda).
Y vas y llamas a la puerta,
maldito jueves,
como un vendedor de seguros de vida
que yo te regalaría a ciegas,
como ha quedado la poética justicia,
porque no te he hecho el amor
en el camerino de ese templo,
¡tonta enamorada de Granada!

Pero ya pasan tres minutos
de las doce y sales apenas sigilosa,
sabiendo que voy detrás de ti,
como si nada, deseando
también yo
que tu boca se junte con la mía,
solo por una vez,
para quitarnos esta rara sed
que tenemos de tenernos
cara a cara
( de idiota).

Venga, vete ya,
no puedo pensar más en ti
hoy
no quiero decidir de quien es la culpa
de que salgas huyendo como siempre
que sabes que estás a punto de cometer
delito de adulterio
y de luego
querer recrearte en ella...

martes, 13 de marzo de 2012

In a town of Nottingham

Desde que he cumplido treinta años
lo único que quiero
es erotizar mis emociones
no querer suspirar por una caricia
en el pelo
una lengua entre dos labios
entreabiertos
tener que empujar hacia un abismo
húmedo
que casi siempre desconoces.

Que cuando esté a punto
de lamerte, tranquilamente,
en el origen
un grito salga despavorido
de tu pecho
y con beso,
solo con un beso
sacie la sed de tus pupilas
me bailes el agua
y corramos los dos
hacia el otro lado del placer
de saber que sí, que encajamos,
y que puede volver a llover
y a repetirse.

domingo, 11 de marzo de 2012

mitos

Hay personas con cualidades extraordinarias
que cumplen excelencias que no tienen
que viven en una realidad que no comprenden
con dolores de alma que se curan los domingos
por la tarde.


Y Personas que saben lo que son los mitos
que a pesar de ello
siguen queriendo a sus amigos
sobre todo el lunes por la mañana
delante de un café
con dos terrones de azúcar
y una nube.



Aunque sea, con un diccionario
bajo el brazo
para buscar las acepciones.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Bicicleta, cuchara, manzana

Me dolió dejar de quererte
quiero que lo sepas.

Y no soporté
fue el principio del fin
no recordar que alguna vez
te quise.


Así que al lado del corazón,
solo pude escribir un nombre.

martes, 6 de marzo de 2012

Palabras gastadas tibiamente

Esta tarde,
he encontrado el silencio
que habla.

jueves, 1 de marzo de 2012

Propiedad privada

Hay días que no me duele el corazón
sino las espinas con las que he ido construyendo
la cerca que lo rodea.

domingo, 26 de febrero de 2012

El dolor natural



Olvida que has dado para recordar lo recibido.
Mariano Aguiló



Sentada en la barra de un bar
buscando una forma sencilla
y natural
de entender cómo me haces sentir
cuando salgo de tu casa
dos horas después...


Una pía servilleta
lo lleva escrito.


Vale.
De nada.
A ti.

jueves, 23 de febrero de 2012

Miel y almendros el flor.

Hubo una ducha en la que me di cuenta
que desde aquel día
estuve comprando el mismo gel
para seguir oliéndote.


Hasta hace quince días,
que encontré una oferta...

Conversación

Los cristales de las gafas están sucios.
El ordenador lo he puesto en reposo.
La página que más me gusta del libro
la releeí ayer.
Está claro: hoy no quiero
ni puedo ver más mundo.

SHAME

La lástima el dolor
el dolor
el dolor
el dolor el placer el deseo
nada es comparable al amor que te profeso.


La vida es puro teatro
ay! teatro
hoy bien podría haber sido cine.